Después De Casi Dos Años, Pamela Navarro, Paciente Usuaria De Cannabis Medicinal, Es Absuelta De Todo Los Cargos En Su Contra

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn

Después de casi dos años, este lunes 04 de abril de 2022 el Tribunal de Pichilemu dictó sentencia a favor de Pamela Navarro, madre, actriz y activista de la Región de O’Higgins perseguida por hacer uso medicinal de Cannabis. Fue sobreseída en el juicio en su contra llevado a cabo el día 24 de marzo del presente año, absuelta de todos los cargos en el marco de la Ley 20.000, gracias al trabajo colaborativo de la Defensoría Penal Pública, en esta causa mediante el abogado de la Defensoría Penal Pública Jorge Araneda, y la Clínica Jurídica de Fundación Daya, la que aportó los testigos médicos y científicos.

En julio del 2020, Pamela fue allanada por tres carabineros sin orden y en compañía de su ex pareja. Frente a sus hijos, de 6 y 11 años respectivamente, fue amenazada, forzando su portón y entrando con furia irracional, entre gritos y amenazas destruyeron su hogar. Luego de violentos zamarreos, la esposaron a la fuerza estrangulando sus muñecas y sacándola violentamente de su casa. Todo esto por la tenencia de cuatro plantas de cannabis en crecimiento, que sería la futura medicina para su artrosis de ambas rodillas.

La Diputada Ana María Gazmuri fue testigo de esta causa, y manifestó su alegría con el resultado: “Estoy muy contenta, se demuestra una vez más, que el cultivo personal, en este caso medicinal, no es un acto punible. Más aún, está en el ámbito de nuestra autonomía y soberanía personal”.

Al respecto, el abogado Hernán Bocaz, director de la Clínica Jurídica de la Fundación Daya, expresó que “el fallo del tribunal de Pichilemu confirma la tesis jurídica de que el uso medicinal del cannabis no es un hecho punible sino legítimo, era un resultado previsible, dado que era evidente el uso médico que Pamela le daba a la cannabis y no había ningún vestigio de que esta fuera utilizada en alguna acción ilícita”.

Por su parte, Jorge Araneda, abogado de la Defensoría Penal Pública de la Región de O’Higgins, manifestó su satisfacción con el resultado del fallo, que refleja la total inocencia de Pamela Navarro: “Como defensa manifestamos nuestra satisfacción absoluta con lo resuelto por el Tribunal de Pichilemu que absolvió a la imputada de los cargos formulados en esta causa”. El abogado defensor señaló que el tribunal recogió todos los criterios presentados por la defensa en cuanto al uso del cannabis para fines medicinales. “En este caso la imputada presentaba un cuadro médico acreditado y el cannabis sólo venía a ayudar y paliar sus dolores, por lo tanto, estamos muy satisfechos y muy contentos por lo resuelto con el tribunal” – señaló.

La Diputada Ana María Gazmuri puntualizó los antecedentes señalados en el tribunal como “el absurdo que personas como Pamela y tantas más, totalmente alejadas de la criminalidad, se vean sometidas a esta intromisión en sus vidas privadas, con ensañada persecución, más aún – afirmó – “cuando esto se da en el marco de violencia machista”. La diputada que fue testigo en esta causa, como en varias más, reflexionó sobre los cambios que trae consigo el resultado positivo de este fallo “esto está cambiando y debe seguir cambiando, este nuevo gobierno feminista debe incorporar perspectiva de género en todos los ámbitos, y un compromiso estricto con los DDHH, lo que no ocurrió durante el gobierno de Piñera, el que generó una verdadera crisis debido a la masiva criminalización de usuarios y, particularmente, de usuarias. Por otra parte, el trabajo colaborativo entre la Defensoría Penal Pública y Fundación Daya ha permitido tener ya muchos triunfos judiciales que celebrar, pero el objetivo es que dejen de existir estos procesos tan vulneratorios, y por fin se respete a quienes cultivan cannabis para uso personal. A eso se comprometió nuestro presidente, Gabriel Boric”.

Por su parte la afectada señaló “el día del juicio, reviví todas esas situaciones de injusticia, por ejemplo, que una foto mía esposada saliera en toda la prensa, que todos desconfiaran de mí, eso fue muy duro, estaba en el suelo con una inseguridad absoluta. Hoy agradezco el apoyo de todas las personas que estaban ahí conmigo, mis testigos, doctores, perito y principalmente la Diputada, vuelvo a nacer, a respirar hondo, salí de ese Tribunal y por primera vez en casi dos años pude respirar tranquilamente con paz y tranquilidad. Aunque llevo un daño irreparable y eso no lo voy a negar, he recuperado parte de mi dignidad, vuelvo a tener seguridad y la certeza de no haber hecho nada malo y no tener nada que esconder y nada que ocultar ni de qué avergonzarte. Ahora veo la luz y tengo ganas de vivir, salir adelante, estoy emocionada, siento esa sensación de justicia”.

Pamela Navarro es actriz, directora, artista, educadora y acróbata, presidenta desde el año 2014 de la Agrupación Muñeca de Trapo, la única de carácter social, artística, cultural y educativa de Pichilemu. Es directora de la fundación Internacional Papelnonos en Chile, que trabaja el concepto de vejez activa en base a las artes, madre soltera de dos hijos, paciente de Fundación Daya y miembro de la comunidad Activismo Cannábico Chile.