Diputada electa Ana María Gazmuri se puso la camiseta de los trabajadores del comercio y defendió cierre a las 19 horas

Facebook
Twitter
LinkedIn

Recorriendo con batucada el mall Plaza Tobalaba, representantes de la Alianza de Trabajadores del Comercio ATCOMER, desarrollaron una manifestación demandando que el gran comercio cierre a las 7 de la tarde, por razones de seguridad y calidad de vida, lo que fue apoyado por Ana María Gazmuri, diputada recién electa por el Distrito 12.

“Estoy a su disposición, tienen todo nuestro apoyo y nuestro compromiso, porque queremos un Chile que garantice nuestros derechos sociales y el trabajo digno”, expresó Gazmuri, quien se puso la camiseta de la protesta y los acompañó en su recorrido por el centro comercial, mientras otros trabajadores de las tiendas que funcionaban salían a aplaudir.

Buscan mayor seguridad en el retorno a sus hogares, ya que llegar a altas horas de la noche las y los expone a ser víctimas de robos, delitos violentos y agresiones sexuales, que muchos ya han sufrido.

“Esta es una demanda histórica, especialmente de las trabajadoras del comercio, que representan el 70% de la fuerza laboral del sector, por las largas jornadas de trabajo del comercio, en donde lamentablemente, sobre todo las mujeres quedan expuestas a la violencia. A la salida de sus horarios quedan botadas en la calle, porque la locomoción, los medios de transporte prácticamente desaparecen a partir de las 20 horas”, expuso Mauricio Acevedo, vocero de ATCOMER.

Esta protesta se enmarca en la campaña que esta alianza de trabajadores lanzó en agosto pasado para sensibilizar sobre la necesidad de reducir la jornada laboral de los trabajadores del gran comercio. Demanda que ha tenido el respaldo de la Asociación Chilena de Municipalidades (ACHM) y la presentación de dos proyectos de ley en ambas cámaras del Congreso, actualmente en tramitación.

“A partir del estallido social quisimos, la gran mayoría de los chilenos y con el Apruebo, cambiar la Constitución, cambiar la forma de ver nuestro país y focalizado en la familia. Y justamente en el comercio, los trabajadores y trabajadoras prácticamente no tienen tiempo para compartir con la familia y, especialmente con víctimas invisibilizadas como son los hijos. Esta es una campaña transversal, necesaria y urgente para proteger la seguridad y la calidad de vida de los trabajadores del comercio”, indicó el vocero de la Alianza de Trabajadores del Comercio, que reúne a más de 180 organizaciones sindicales.

Durante su campaña de la primera vuelta electoral Apruebo Dignidad y, especialmente Gabriel Boric apoyó la campaña de ATCMER, compromiso que Ana María Gazmuri reafirmó durante el encuentro.

“Adelantar el cierre del comercio para mejorar las condiciones de vida de sus trabajadores y trabajadores es una de las medidas que apoya la candidatura de Gabriel Boric y que yo, como diputada de Apruebo Dignidad, respaldaré enérgicamente en el Congreso, defendiendo el cierre a las 7 de la tarde y la reducción de la jornada laboral a las 40 horas”, enfatizó la diputada electa Ana María Gazmuri.

En este sentido, el planteamiento de Gabriel Boric ha sido claro en la necesidad de rebajar la jornada ordinaria de trabajo, de 45 a 40 horas semanales, con una gradualidad diferenciada según ingresos de las empresas. Así, las que tengan ingresos superiores a 75.000 UF, tendrán 1 año para ajustar la jornada. Pero en el caso de las empresas cuyos ingresos por ventas y servicios sean inferiores a las 75.000 UF, tendrán una gradualidad de 5 años, en la cual deben ir disminuyendo 1 hora por cada año, hasta llegar a las 40 horas semanales.

Esto responde a uno de los ejes transversales del programa presidencial de Apruebo dignidad, que es alcanzar el Trabajo Decente, tal como recomienda la Organización Internacional del Trabajo (OIT), por lo que incluye medidas que apuntan al mejoramiento de la calidad de vida, mejor productividad y redistribución del capital al trabajo, que irán de la mano con el fortalecimiento de la seguridad social, empleos productivos, salario justo y libertad sindical.

Actualmente la jornada laboral en Chile es de 45 horas semanales, que se puede distribuir entre 5 a 6 días. Una extensa jornada laboral, que sitúa a Chile entre los 10 países que más horas trabajan. Sin embargo, también estamos entre las economías con menor expansión productiva, según la OCDE, por lo que no hay un vínculo directo entre más horas de trabajo y mejor producción.

Otro de los argumentos que respaldan tanto la demanda de los trabajadores como las iniciativas legislativas en trámite, es que reduciendo las horas del gran comercio se potenciaría el desarrollo de pymes y minipymes de barrio y comercio de entretención, que han sido muy afectados durante la pandemia. Esto, además, ha sido celebrado por la Cámara de Comercio de Emprendedores.